Agur verano! Kaixo ikastola!

1968

 

Se está yendo el verano, aunque se está despidiendo con mucho mucho mucho calor. En estos días comienzan las clases en muchas ikslatolas de Euskal Herria; unas ayer, alguna hoy y otras el próximo lunes. Hoy a mi hija Udane le toca su primer día de ikastola en la sala de dos añitos.

Las IKASTOLAS… una verdadera fuerza de resistencia de este país. Una lucha en voz baja que una dictadura quizo silenciar y no pudo. Se puede decir que Euskal Herria no tuvo una estructura escolar definida hasta iniciado el siglo XIX. Sumado esto a la división territorial y que el castellano fue lengua preferente y de uso obligado durante una larga temporada, la sociedad comenzó a moverse y a buscar una camino hacia el cambio y resistencia. Objetivo claro: defensa de la lengua y educación vasca.

Elbira Zipitria es la precursora de una nueva fórmula para estudiar en euskera. Su método se lo conoce como «escuela de casa» porque daba sus clases en un cuarto de su vivienda y a la vez, formaba a otras jóvenes profesoras vascas para que puedan crear más escuelas de este tipo.

Como toda sociedad los cambios vienen con los cambios; Euskal Herria sufre cambios económicos, políticos y sociales en la década de los 60 y ello hizo que el euskera debía modernizarse también. Ahí es donde tienen cabida las ikastolas y la nueva ideología escolar.